Consejería Presidencial para los Derechos Humanos
Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2016 > Derechos humanos, pilar de la política de atención a víctimas

Sala de Prensa

25/11/2016 10:00

Derechos humanos, pilar de la política de atención a víctimas

Según la consejera presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria, “la recurrencia de las victimizaciones y la apatía de la sociedad en general frente a la protección de los derechos requieren transformaciones culturales profundas, y las víctimas tienen aprendizajes y experiencias que podemos compartir con el resto de la sociedad”.
 

Bogotá D.C., 25 de noviembre de 2016

​Horas antes de la firma del nuevo Acuerdo de Paz, este jueves se reunieron en Bogotá más de cincuenta entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas, conocido como SNARIV, con el objetivo de abordar los desafíos que plantea esta política pública desde una perspectiva territorial.
 
En el encuentro, la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria Betancur, afirmó que dicha política de atención y reparación integral a las víctimas del conflicto armado es la más importante que tiene el Estado colombiano en materia de derechos humanos y aseguró que lograr el impacto que se espera es fundamental para la construcción de una paz sostenible en las regiones. Durante el diálogo, se recordó que las víctimas han estado en el centro del proceso de paz, y seguirán siendo fundamentales en las próximas etapas de implementación de lo acordado.
 
Por otro lado, se abordó la articulación entre el mencionado SNARIV y el Sistema Nacional de Derechos Humanos, tal como se propuso el pasado 26 de octubre en un encuentro con otras entidades que coordinan sistemas nacionales, como el ICBF o el Ministerio de Educación. En este sentido, los asistentes reconocieron la importancia de “realizar una intervención desde el nivel nacional que sea concertada y efectiva con las autoridades territoriales, para que las decisiones de política pública tengan un real impacto en la población”.
 
Según Gaviria, “es fundamental mantener el enfoque de derechos, pensando siempre en la lógica de mejorar las condiciones de vida de las víctimas”. Para ello, resaltó la necesidad de seguir contando con la participación activa de las víctimas en la elaboración, implementación y seguimiento de las políticas públicas y de llevar a cabo rendiciones de cuentas con la ciudadanía. 
 
“Las grandes diferencias a nivel político, la recurrencia de las victimizaciones y la apatía de la sociedad en general frente a la protección de los derechos requieren transformaciones culturales profundas, y las víctimas tienen aprendizajes y experiencias que podemos compartir con el resto de la sociedad”, señaló Gaviria.