Consejería Presidencial para los Derechos Humanos
Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2016 > Colombia abordó relación entre desaparición forzada, derechos humanos y proceso de paz en audiencia pública de la CIDH

Sala de Prensa

05/12/2016 10:50

Colombia abordó relación entre desaparición forzada, derechos humanos y proceso de paz en audiencia pública de la CIDH

Paula Gaviria, consejera presidencial para los Derechos Humanos, se refirió a la posibilidad de responder a las demandas de verdad, justicia y reparación de las víctimas gracias al “momento histórico” que vive el país.

Bogotá D.C., 5 de diciembre de 2016

Organizaciones sociales, familiares de desaparecidos y representantes del Estado colombiano abordaron este lunes “uno de los fenómenos más complejos y dolorosos que nos ha dejado el conflicto armado en nuestro país: la desaparición de miles de personas”, según afirmó la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria Betancur, ante la audiencia pública sobre derechos humanos y proceso de paz que tuvo lugar en Panamá como parte del 159º Periodo de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
 
“Colombia atraviesa hoy por un momento histórico en el que tenemos la posibilidad de poner en marcha nuevos mecanismos que permitan responder a las demandas de verdad, justicia y reparación de los familiares de las personas desaparecidas y, a su vez, contribuir a apaciguar el profundo dolor que ha marcado sus vidas por no conocer el paradero de sus seres queridos”, dijo Gaviria en referencia al acuerdo firmado el pasado 24 de noviembre para poner fin al conflicto armado entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.
Durante la audiencia, se mencionaron los diferentes mecanismos y herramientas disponibles en Colombia para abordar el drama de la desaparición forzada, logrados principalmente gracias a la persistencia y la labor de los familiares y las organizaciones, según explicó Gaviria. Así, se mencionó la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, creada en el año 2000; el Plan Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas; el Mecanismo de Búsqueda Urgente; el Registro Nacional de Desaparecidos y el Banco de Perfiles Genéticos, que tiene más de 32.000 perfiles de grupos familiares que ayudarán a la búsqueda de restos de desaparecidos.
 
Además, las delegaciones se refirieron al Protocolo interinstitucional para la entrega digna de cadáveres; los procedimientos especiales para la marcación y conservación de cuerpos o restos en cementerios; y las medidas de reparación a favor de familiares-víctimas, que incluyen indemnizaciones, talleres de fortalecimiento a víctimas y organizaciones que trabajan en el tema, y acompañamiento psicosocial en el antes, durante y después de las diligencias de exhumaciones y ceremonias de entrega digna de cuerpos.
 
 
Afrontar la desaparición forzada, tema clave del Acuerdo de Paz
 
La consejera presidencial reconoció la persistencia de múltiples desafíos, que deberán ser abordados con base en las propuestas que aportaron familiares y organizaciones respecto de las medidas inmediatas de búsqueda, localización, identificación y entrega digna de cuerpos, y de la creación de la Unidad para la Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, resultado del Comunicado #62 de la Mesa de Conversaciones en La Habana (Cuba).
 
“Las entidades han emprendido un importante esfuerzo para dar cumplimiento a las medidas inmediatas del Acuerdo, mediante la puesta en marcha de planes especiales humanitarios que han contado con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja”, aseguró Gaviria. “La implementación de las medidas inmediatas han facilitado la exhumación de 621 cuerpos  y la entrega digna de 65 cuerpos a sus familiares  desde finales de 2015 hasta la fecha”, agregó.
 
La funcionaria indicó que el Gobierno Nacional confía en que la creación de la Unidad de Búsqueda sea una herramienta que posibilite mayores avances en la garantía de los derechos de los familiares, pero que, para su adecuado funcionamiento, requiere del emprendimiento de acciones previas y oportunas, entre ellas, el establecimiento del universo total de víctimas, así como los avances en la toma de muestras biológicas de familiares con fines de identificación.
  
“Las organizaciones sociales y familiares pueden contar con la certeza que el Gobierno Nacional enfocará sus esfuerzos en agilizar los procesos que faciliten la entrada en funcionamiento de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, y que trabajaremos de manera incansable para responder a los retos de implementación del contenido del Acuerdo y al fortalecimiento de los procesos institucionales que están por fuera del mismo”, aseveró Gaviria.
 
Recientemente, el Centro Nacional de Memoria Histórica cifraba en 60.630 las personas desaparecidas en el marco del conflicto armado entre 1970 y 2015, mientras que el Registro Único de Víctimas incluye a 46.601 personas por este delito. Por su parte, Medicina Legal sostiene que entre 1938 y 2015 se denunciaron 110.833 casos de desaparición, de los cuales 23.441 se reportaron como presunta desaparición forzada. Si bien cada uno de los registros se creó con unas características, metodologías y propósitos diferentes, el Gobierno ha mostrado la voluntad de depurar cifras.
 
 
Reconocimiento del Estado a los familiares de personas desaparecidas
 
“El Estado reconoce en las organizaciones y familiares-victimas actores claves dada su experiencia y potencialidades”, dijo Paula Gaviria durante su intervención, ante las organizaciones presentes, entre ellas, la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ), la Fundación Nydia Erika Bautista y el Equipo Colombiano Interdisciplinario de Trabajo Forense y Asistencia Psicosocial (Equitas).  
 
La delegación estatal reconoció que, gracias a la incidencia de estas y otras organizaciones, Colombia cuenta con una legislación “bastante amplia” en materia de desaparición forzada. Sus propuestas han incidido en avances normativos y en la adopción de medidas para la búsqueda e identificación de sus seres queridos. Gracias a la información que ellas han facilitado, se han desarrollado acciones de apoyo técnico a procesos locales en ciudades como Barranquilla (Atlántico), Medellín (Antioquia) y Bojayá (Chocó).  
 
Las audiencias públicas del 159º Periodo de Sesiones de la CIDH se llevan a cabo del 29 de noviembre al 7 de diciembre de este año.