Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2016 > Día Nacional para la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el marco del Conflicto Armado Interno #MujerEsPaz

Sala de Prensa

25/05/2016 9:35

Día Nacional para la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el marco del Conflicto Armado Interno #MujerEsPaz

Bogotá D.C., 25 de mayo de 2016

Día Nacional para la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el marco del Conflicto Armado Interno

​La Consejería Presidencial para los Derechos Humanos se suma a la conmemoración del Día Nacional para la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el marco del Conflicto Armado Interno y reafirmamos el compromiso de continuar trabajando para garantizar el derecho de las mujeres a tener una vida libre de violencias.

Desde finales de 2012 iniciamos un trabajo conjunto con más de 10 entidades de orden nacional, con el fin de que los avances normativos para la garantía de los derechos de las mujeres víctimas en el marco del conflicto armado sean implementados en los territorios.

En desarrollo de la ‘Estrategia interinstitucional de lucha contra la impunidad y atención integral a las víctimas de violencia basada en género en el marco del conflicto armado’, se ha promovido la articulación institucional para mejorar la respuesta del Estado en materia de garantía del derecho al acceso a la justicia, y la implementación de las medidas de prevención, atención y reparación integral, relacionadas con esta problemática.

En este proceso, liderado por la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, la Consejería para la Equidad de la Mujer, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y la Fiscalía General de la Nación, las organizaciones de mujeres, mujeres víctimas y lideresas han jugado un rol único en la identificación de barreras y la elaboración de propuestas que permitan mejorar el acceso a la justicia y la atención integral en el territorio.

 

Articulación institucional para superar los obstáculos

En los ocho territorios focalizados se han ejecutado planes de acción con las autoridades locales para la superación de las barreras identificadas, de la siguiente manera:

  • Intervención territorial a través de la articulación de más de 10 entidades del orden nacional de la Rama Ejecutiva, Judicial y el Ministerio Público, con competencia en el tema de violencia basada en género en el marco del conflicto armado.
  • Posicionamiento de estrategias para la prevención y la atención de la violencia basada en género en el marco del conflicto armado, en la agendas públicas del orden local.
  • Formación, pedagogía y fortalecimiento de las autoridades locales.
  • Procesos de socialización de derechos con las víctimas
  • Fortalecimiento de procesos de articulación interinstitucional
  • Consolidación del diálogo entre autoridades y organizaciones de mujeres
  • Ubicación y atención a víctimas de violencia de género en el marco del conflicto armado
  • Investigación de los casos identificados, desde un enfoque de género.

 

La estrategia avanza de la mano de las mujeres

Durante 2016, el desarrollo de la estrategia se ha enfocado en el seguimiento de los compromisos adoptados, el fortalecimiento de procesos de cultura en derechos humanos que destacan el rol de las mujeres como constructoras de paz, y la implementación en dos nuevas zonas focalizadas (Florencia, en Caquetá; y Agustín Codazzi, en Cesar).

Asimismo, continuamos empoderar el territorio para la activación de rutas en materia acceso a la justicia y protección, desde un enfoque de género, a través de la incorporación de los avances de la ley 1719 de 2014 y el Auto 009 de 2015.

Hoy, en el marco de la terminación del conflicto armado y ante una eventual etapa de posconflicto, ratificamos nuestro compromiso en la lucha contra la impunidad de las violencias de género, y la atención integral a las víctimas, en especial víctimas de violencia sexual.

Las mujeres son protagonistas y motores para la construcción de una paz estable y duradera. Trabajar por el reconocimiento y la exigibilidad de sus derechos es responsabilidad de todos.