Consejería Presidencial para los Derechos Humanos
Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2016 > Palabras de la Consejera Paula Gaviria en la instalación de la conferencia 'El desarme en Colombia, más allá de un desarme bélico'

22/08/2016 22:00

Palabras de la Consejera Paula Gaviria en la instalación de la conferencia 'El desarme en Colombia, más allá de un desarme bélico'

Bogotá D.C., 22 de agosto de 2016

Hoy el debate que nos convoca es acerca del desarme y las posibilidades de transformarnos en sociedades enfocadas en la construcción de paz y hacia el desarrollo sostenible, por ello, entablaremos discusiones en torno a las estrategias que propenden hacia la construcción de culturas de paz, según los distintos contextos regionales, culturales y sociales. 
 
En Colombia, esta discusión está más vigente que nunca, ya que hoy el acuerdo entre el Gobierno y las Farc en La Habana parece inminente. Es el momento de darle fuerza a las discusiones que se han dado para pensarnos en las transformaciones necesarias de la sociedad. Y ahí un actor importante es la academia. 
 
Es en espacios como este donde pueden darse las reflexiones, que más adelante fortalecen las políticas públicas y las instituciones, y ayudan a la construcción de la paz y la reconciliación. Celebramos que la Universidad del Bosque haya tomado esta iniciativa, además de adelantar acciones para la construcción de la paz.   
 
Más de cinco décadas de conflicto armado, más de 8 millones de víctimas, son razones suficientes para comprometernos con la paz. Es el momento de recuperar la capacidad de conmovernos y trabajar por la construcción de un país donde haya una garantía plena de los derechos humanos.  
 
Es por ello que el acuerdo, ha previsto fortalecer los mecanismos de promoción de los Derechos Humanos, así: 
 
  • Promoción de una cultura de derechos humanos para la paz y la reconciliación.
  •  
  • Fortalecimiento del sistema de información de la situación de derechos humanos, teniendo en cuenta los avances del Sistema Nacional de Derechos Humanos.
  •  
  • Fortalecimiento del sistema de monitoreo de la situación de derechos humanos a nivel nacional y regional, teniendo en cuenta el sistema de alertas tempranas.
  •  
  • Fortalecimiento del proceso de implementación del Plan Nacional de Educación en Derechos Humanos. 
 
Las políticas para las garantías de los derechos humanos deben ser el andamiaje donde se desarrollen los acuerdos. Sin embargo, es de anotar que la construcción de un clima de paz no solamente es una responsabilidad del Gobierno nacional. El desarme también es personal y debe tener lugar en la cotidianidad. Este es un desarme de palabras, de actitudes, de pensamientos, de imaginarios culturales, de prejuicios, de señalamientos, de discriminación.  
 
Por ello, es a través de la educación y de la pedagogía que será posible que los colombianos se apropien de una cultura de respeto hacia los derechos humanos que contribuya a la transición de una cultura de violencia a una cultura de paz y reconciliación en todo el país. 
 
Este debate es sobre la necesidad de coincidir y adelantar profundas transformaciones culturales: el cambio en nuestra forma de pensar, nuestra manera de resolver las diferencias y los conflictos. Este es un debate sobre cómo entre todos transitamos hacia un lenguaje que en lugar de traducirse en más violencia se convierta en la oportunidad inaplazable de atravesar hacia la construcción de una cultura de paz.
 
Colombia está obligada a fortalecer la implementación de la Estrategia Nacional para la Garantía de los Derechos Humanos 2014-2034, y hacer especial énfasis en el tema de pedagogía y educación. Pues la paz solo será sostenible y duradera si tenemos unas políticas y una cultura fuerte de respeto por los Derechos Humanos, que permitan la sostenibilidad y la no repetición de la violencia. 
 
Como lo he dicho anteriormente, la construcción de la paz es un tema que nos involucra profundamente a todos, especialmente a los jóvenes, quienes a través de la música, el arte, la literatura, la cultura, transforman imaginarios de violencia a través de la construcción de imaginarios de paz. Esta es nuestra oportunidad de transformarnos, de que la vigencia de los derechos humanos sea una realidad en nuestro país. Construir paz está en nuestras manos.
 
 
Muchas gracias