Consejería Presidencial para los Derechos Humanos
Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2017 > Defender el interés superior del niño, vigilar, proteger y garantizar sus derechos nos involucra a todos: consejera Paula Gaviria

Sala de Prensa

16/02/2017 11:15

Defender el interés superior del niño, vigilar, proteger y garantizar sus derechos nos involucra a todos: consejera Paula Gaviria

La consejera condenó cualquier vulneración de los derechos de niños, niñas y adolescentes, así como las actuaciones jurídicas y declaraciones que, sin importar su procedencia, revictimizan y no promueven su protección.
 

Bogotá D.C., 16 de feberero de 2017

​"Es indignante y carece de cualquier justificación que alguien pueda argumentar, o considerar siquiera, una defensa legal en la que la víctima es responsable de las acciones de su victimario. En el caso de niños, niñas y adolescentes, no es posible que se les señale y estigmatice como responsables del abuso sexual que sufrieron", manifestó Paula Gaviria, consejera presidencial para los Derechos Humanos.
 
Si bien existe una condena de 33 años de cárcel al exsacerdote William Mazo, por el caso de abuso sexual de cuatro menores de edad en Cali, ocurridos en 2009, la consejera también expresó su rechazo ante la indiferencia y omisión de líderes sociales y políticos en el caso públicamente denunciado.
 
"Defender el interés superior del niño, vigilar, proteger y garantizar sus derechos nos involucra a todos, a la sociedad, al estado y a la familia, lejos de cualquier coyuntura, interés político, religioso o particular. No es un tema de posturas, interpretaciones o de opiniones. Los derechos de niños, niñas y adolescentes son universales y prevalecen sobre los derechos de los demás; nada más simple que eso", añadió Gaviria.
 
El reconocimiento de niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho, involucra el compromiso del Estado colombiano, en la vigilancia, protección y control de mecanismos eficaces y garantistas que permitan fortalecer sus entornos de cuidado y atención, empezando por la familia, círculo de protección primario y principal que debe velar por la protección de la niñez.
 
"Una niñez que crece en un entorno familiar y comunitario respetuoso de sus derechos puede desarrollarse plenamente y llevar a cabo un proyecto de vida acorde. Tenemos que replantearnos como sociedad la forma en la que estamos protegiendo, vigilando y defendiendo esos derechos", concluyó la funcionaria.