Consejería Presidencial para los Derechos Humanos
Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2017 > Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Sala de Prensa

25/11/2017 13:45

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Bogotá D.C., 25 de noviembre de 2017

Creemos firmemente en el derecho de todas las mujeres y niñas de disfrutar una vida libre de violencia, pero sabemos que nos queda mucho por hacer para que esto se vuelva una realidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 1 de cada 3 mujeres es víctima de violencia a lo largo de su vida. En Colombia, aunque la mayoría de las mujeres no reportan este tipo de violencia por miedo o desconfianza en las autoridades, las cifras nos muestran una realidad muy parecida.
 
De acuerdo con Medicina Legal, al menos 140 mujeres son agredidas por su pareja cada día, [1] es más, la misma fuente revela un aumento en los homicidios de mujeres, ya que mientras en el 2016 se presentaron 731 casos, en lo corrido del 2017 van 758. Hay que anotar que 1 de 4 mujeres víctimas de homicidio en el 2016, perdieron su vida porque fueron atacadas por su pareja.[2]
 
La violencia sexual contra mujeres y niñas es también frecuente en nuestro país. En el 2016 Medicina Legal realizó más de 16,000 exámenes por presuntos delitos sexuales. Esto quiere decir que cada hora, durante los 356 días del año, 2 mujeres se acercaron a Medicina Legal por haber sido presuntas víctimas de un delito sexual.[3] ​
 
Pero sabemos que la magnitud de la violencia sexual es mucho mayor, ya que los datos estadísticos con los que contamos no reflejan realidad. Esto es así, porque los datos solo muestran el número de denuncias presentadas ante las autoridades competentes, así como los dictámenes realizados por Medicina Legal, pero sabemos que la mayoría de las víctimas no se acercan a las autoridades por miedo o por vergüenza. En Bogotá, por ejemplo, se estima que solo 1 de cada 5 víctimas presenta una denuncia.
 
Reportar los casos de violencia es importante, porque esta es la manera en que las víctimas pueden acceder a los servicios y el soporte que necesitan. Pero es igualmente importante que las autoridades sepan cómo responder a estos casos, y que sean efectivas en sus investigaciones.
 
El aparato judicial se ha comprometido con mejorar las investigaciones de casos de violencia contra la mujer, es así como los operadores judiciales han dado un mayor uso al tipo penal de feminicidio, por ejemplo en el 2015 se registraron 86 mientras que en lo que ha corrido del 2017 se han registrado 166. El mayor uso del tipo penal es una indicación de la mayor conciencia, sensibilización y reconocimiento por parte estas autoridades a las vulneraciones de los derechos humanos de las mujeres. Es también importante anotar que las actuaciones en judiciales en los casos de Feminicidio han visto una tendencia al aumento, ya que  a 15 de noviembre de 2017 se han adelantado 364 comparado con 223 en todo el 2016.
 
Pero a pesar de estos esfuerzos, reconocemos que aún enfrentamos varios retos para asegurarnos de que todos los casos de violencia sean castigados. De acuerdo con datos de la Fiscalía General de la Nación, entre Enero de 2005 y Noviembre del 2017, se han abierto 223.467 investigaciones por delitos sexuales en los que al menos una víctima era mujer, pero de estos solamente 31,225 tuvieron formulación de imputación.  Adicionalmente, de estos 31,225 únicamente 11,819 terminó con sentencia condenatoria.
 
Ante el panorama planteado, el Gobierno Nacional ha venido fortaleciendo las capacidades institucionales, personales y territoriales que permitan afrontar tanto las vulnerabilidades evidenciadas como abordar los factores de riesgo desde la prevención, con acciones concretas de promoción de una cultura de respeto de los derechos humanos que trasformen los imaginarios que legitiman la violencia.
 
En este sentido, la presencia institucional se va fortaleciendo en el territorio con más de 11.000 hospitales, 217 sucursales de Medicina Legal, 1.141 comisarías de familia, 261 dependencias de Bienestar Familiar, 105 Casas de Justicia, los centros de atención e investigación integral a las víctimas de delitos sexuales (CAIVAS) y aquellos para la investigación integral contra la violencia intrafamiliar (CAVIF), entre otros.
 
La violencia contra la mujer y las niñas constituye una violación grave a sus derechos. Esta violencia tiene múltiple consecuencias devastadoras para la salud física, sexual y mental. Pero más allá del impacto negativo que tiene en el bienestar de las víctimas, esta violencia previene que las mujeres puedan desarrollar al máximo su potencial, impidiendo así que puedan participar plenamente en la sociedad.
 
Enlaces: