Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2017 > Colombia comparte avances del Acuerdo Final en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas en Ginebra

22/06/2017 10:20

Colombia comparte avances del Acuerdo Final en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas en Ginebra

​La Consejera Presidencial para los Derechos Humanos en Colombia, Paula Gaviria, expuso la relación entre el Acuerdo de Paz y la política pública de derechos humanos durante su intervención en el ECOSOC Humanitarian Affairs Segment que organiza Naciones Unidas. La transmisión podrá seguirse en: http://webtv.un.org/

 

Bogotá D.C., 22 de junio de 2017

​ 

La Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria, aseguró este jueves que la implementación del Acuerdo Final de Paz "busca no dejar a nadie atrás, un desarrollo sostenible y, obviamente, la reconciliación de todos los colombianos".
 
Gaviria se refirió a la actual política de Estado a largo plazo en materia de derechos humanos, el programa de reparación a víctimas y el contenido del Acuerdo Final, durante su intervención en el ECOSOC Humanitarian Affairs Segment 2017, organizado por Naciones Unidas en su sede en Ginebra (Suiza). Allí se abordan, del 21 al 23 de junio, cuestiones relacionadas con el desplazamiento forzado en el mundo, mediante conferencias y diálogos entre países de todos los continentes. “Es un momento definitivamente trascendental para Colombia”, indicó.
 
Acuerdo de Paz, una herramienta basada en los derechos humanos
 
Durante el panel Protracted crises: meeting and reducing needs, risk and vulnerability (‘Crisis prolongadas: reducir necesidades, riesgos y vulnerabilidad’), Gaviria explicó que “el Acuerdo de Paz nos abre una gran oportunidad para fortalecer esta política de atención a víctimas y de derechos humanos”, en tanto enfrenta causas y consecuencias del conflicto armado.
 
Así, se refirió como ejemplo al punto de reforma rural integral, donde se prevé la creación de un fondo de tierras y la formalización de la propiedad de la tierra, como un mecanismo para garantizar los derechos de la población campesina y desplazada en el ámbito rural, todo ello con un énfasis en las mujeres y las necesidades de niños, niñas y adolescentes.  
 
También recordó que el Acuerdo contempla un Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición donde el desplazamiento forzado no será considerado amnistiable y quienes lo cometieron deberán contar la verdad sobre lo ocurrido, reconocer sus delitos y someterse a las investigaciones oportunas. 
 
Experiencias compartidas para encontrar soluciones duraderas
 
En el espíritu de compartir aprendizajes sobre atención a población desplazada entre los organismos internacionales y los países participantes en el foro, Paula Gaviria aseguró que, de acuerdo con la experiencia colombiana, son esenciales varios elementos: fortalecer los sistemas de información y la interoperabilidad entre ellos; actualizar de manera permanente los registros; establecer metas objetivas, medibles, realizables económica y políticamente a través de la inclusión en los planes de desarrollo; asegurarse de que la asistencia sea oportuna y cuente con enfoque diferencial; articular las acciones del Estado, la sociedad civil y la cooperación internacional; integrar la agenda humanitaria con la agenda de desarrollo; y establecer mecanismos de participación efectivos.
 
Sin embargo, para Gaviria el principal factor para lograr soluciones duraderas para la población desplazada es “persistir en la terminación de los conflictos como la única manera de poner fin al sufrimiento de la humanidad”.  
 
La Consejera Presidencial también intervendrá este viernes en el panel One Year from the World Humanitarian Summit: Advancing the Agenda for Humanity (‘Un año de la Cumbre Humanitaria Mundial: Avanzando en la Agenda para la Humanidad’), que tendrá lugar a partir de las 03:30 p.m. (hora colombiana). En la sesión, Gaviria compartirá los avances de Colombia en términos de derechos humanos especialmente en relación con el Acuerdo Final de Paz, que fue suscrito meses después de que el año pasado Colombia interviniese en la I Cumbre Humanitaria Mundial en Estambul (Turquía).