Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2017 > "Amor y resistencia por los que no están, pero están presentes a cada paso"

31/05/2017 16:35

"Amor y resistencia por los que no están, pero están presentes a cada paso"

Bogotá D.C., 31 de mayo de 2017

 

​"El país no va a sanar completamente hasta que no sepamos que ocurrió con decenas de miles de desaparecidos. Tardaremos años, pero debemos persistir en ese camino hacia la búsqueda y la verdad que nos han marcado las organizaciones para que algo así nunca más se repita", aseguró este miércoles Paula Gaviria, consejera presidencial para los Derechos Humanos, ante cerca de 400 personas reunidas para conmemorar la Semana Internacional por los Detenidos Desaparecidos.
 
Bajo el lema 'Un canto por los desaparecidos', organizaciones y entidades que conforman la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas llevaron a cabo el encuentro en la Plaza de Lourdes de Bogotá, con la representación de la obra de teatro 'Antígona', una actuación musical y la tradicional exhibición de fotografías con el rostro de sus seres queridos.
 
Gloria Luz Gómez, una de las fundadoras de Asfaddes, asociación que desde 1982 exige saber qué ocurrió con miles de desaparecidos en el país, afirmó que la conmemoración es un ejemplo de "amor y resistencia por los que no están, pero están presentes a cada paso, presentes en cada lucha". 
 
Luz Marina Hache, cuyo compañero lleva más de 30 años desaparecido, reivindicó la memoria de las 60.630 personas desaparecidas en el marco del conflicto armado que existen en Colombia, según el Centro Nacional de Memoria Histórica. "Su ausencia no puede ser el olvido", apuntó con energía. 
 
"La lucha de las víctimas no ha sido en vano", aseguró Jorge Enrique Calero, Vicedefensor del Pueblo, en su intervención. Por su parte, Carlos Valdés, director del Instituto Nacional de Medicina Legal, reiteró el compromiso de poner la ciencia al servicio de la búsqueda de personas desaparecidas. "Deseo profundamente que hagamos conciencia para que la desaparición forzada no se repita en el país", expresó. Para finales de 2016, Medicina Legal había practicado la necropsia médico-legal a cerca de 26.000 cadáveres, identificando a prácticamente el 98% de ellos.
 
"Es necesario que todas las entidades nos comprometamos a avanzar en el cumplimiento de la política pública de desaparición forzado", resumió Daniel Fernando Espinosa, Procurador Delegado para la Prevención en materia de derechos humanos.  
 
El Acuerdo de Paz, una ventana de esperanza  
 
IMG_4199.JPG

"Hace 10 o 15 años parecía impensable un proceso de diálogo; parecía imposible un acuerdo entre el Gobierno y las Farc, pero aquí estamos hoy, conmemorando por primera vez esta Semana por los Desaparecidos con un Acuerdo de Paz, avanzando en su implementación, y una Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas ya en camino", dijo Paula Gaviria.
 
Este proceso de diálogo ya había generado previamente acciones ante la problemática de la desaparición forzada, cuando en octubre de 2015 la Mesa de Conversaciones emitió el Comunicado 062 y estableció medidas inmediatas humanitarias. Así, en el marco de lo acordado entonces, la Fiscalía General de la Nación reportó la exhumación de 1.726 cuerpos y la documentación de 271 casos para futuras diligencias de exhumación. Se intervinieron varios cementerios en los departamentos de Nariño, Santander, Meta, Huila, Guaviare y Antioquia y se realizó el diagnóstico de 80 cementerios más, para evaluar la posibilidad de encontrar restos óseos de personas desaparecidas. 
 
No son las únicas medidas. El Acuerdo de Paz tiene en cuenta, de manera general, a las personas dadas por desaparecidas, lo que incluye la muerte de un combatiente seguida del ocultamiento de su cadáver, la privación de la libertad sin registro y el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes que perdieron completamente el contacto con su familia, entre otras situaciones.
 
Por eso, según Paula Gaviria, "el Acuerdo de Paz, con sus mecanismos para buscar a los desaparecidos, para facilitar el reconocimiento de responsabilidades, la reparación a las víctimas y la recuperación de la verdad a los ojos de la opinión pública, son señales de un país más digno, más respetable, más consecuente con su historia".
 
"Tenemos una oportunidad histórica que no podemos dejar escapar", reiteró Gaviria. Para Gloria Luz Gómez, el objetivo final es "una paz que nos garantice la dignidad y el buen nombre de nuestros desaparecidos". 
 
Para saber más: