Consejería Presidencial para los Derechos Humanos
Skip Navigation LinksConsejería Derechos Humanos > Sala de Prensa > Noticias > 2018 > 27.000 niños, niñas y adolescentes aprenderán sobre derechos humanos en 'Mi Futuro es Hoy'

24/01/2018 12:05

27.000 niños, niñas y adolescentes aprenderán sobre derechos humanos en 'Mi Futuro es Hoy'

​El proyecto llegará a 500 veredas de 166 municipios priorizados para el posconflicto.

 

Bogotá D.C., 24 de enero de 2018

 
​Este miércoles se presentó formalmente el programa ‘Mi Futuro es Hoy: creando entornos de paz para la niñez’, dirigido a la prevención del reclutamiento, uso y utilización de niños, niñas y adolescentes por parte de grupos armados ilegales.
 
El programa, que hace parte de la puesta en marcha del Acuerdo Final de Paz, tiene por objetivo desarrollar y fortalecer las capacidades de cerca de 27.000 niños, niñas y adolescentes entre 12 y 18 años, sus familias, comunidades, escuelas y otras instituciones, para la construcción colectiva de entornos protectores y garantes de los derechos de la niñez.
 
Con un ámbito geográfico de 500 veredas correspondientes a 166 municipios priorizados para el posconflicto, ‘Mi Futuro es Hoy: creando entornos de paz para la niñez’ inició su etapa de alistamiento hacia finales de 2017 y continuará con su implementación durante 2018, a través de procesos de acompañamiento no solo con los jóvenes sino con familiares, establecimientos educativos, organizaciones comunitarias y autoridades locales. El proyecto busca visibilizar el rol que cumplen, niños, niñas, adolescentes y jóvenes en sus comunidades como constructores de paz, a través del diseño y puesta en marcha de iniciativas de paz en sus territorios.
 
24012018PGMiFuturo.jpg

“El programa busca que los adolescentes, los jóvenes y sus entornos más cercanos desarrollen capacidades que les permitan resolver conflictos de manera pacífica, reforzar su conciencia sobre los derechos humanos y convertirse en agentes de transformación positiva en sus territorios”, afirmó la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria. 
 
“El escenario de postconflicto por el que transita Colombia actualmente establece retos y objetivos específicos para la consolidación de la paz. En este sentido, los niños, las niñas y los adolescentes son actores fundamentales en la construcción de escenarios de reconciliación y agentes de cambio en sus comunidades. Este proyecto nos permite llegar a zonas rurales dispersas, consolidar la protección de los derechos de la niñez y generar proyectos de vida alejados de la violencia en territorios afectados por el conflicto armado”, indicó Roberto de Bernardi, Representante de UNICEF en Colombia.
 
“El Fondo ha definido como una prioridad, la protección de niños, niñas y adolescentes como víctimas del conflicto y sujetos de derechos. Este proyecto responde precisamente a esa prioridad y promueve la prevención de futuras amenazas y vulneraciones a los jóvenes, el futuro del país, reduciendo su vinculación a nuevas dinámicas de violencia y aumentando las oportunidades para que se reinventen a través de la educación, el deporte, la cultura y la recreación, contribuyendo finalmente a la construcción de paz y reconciliación en Colombia”, aseguró Pontus Ohrstedt, Jefe de la Oficina del Coordinador Residente de las Naciones Unidas en Colombia y Gerente del Fondo Multidonante de Naciones Unidas para el Posconflicto.
 
24012018PGMiFuturoB.jpg


Para Fernando Calado, director de Programas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Colombia, agencia aliada del programa, esta es una oportunidad para que el país se concientice y comprometa con el fortalecimiento y generación de entornos protectores y que sean garantes de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. “Para la cooperación internacional es fundamental que Colombia ponga su mirada en la niñez y en los adolescentes. Debemos prevenir que sean vinculados a la guerra o a otras actividades ilícitas, esta es una de las claves si queremos construir una paz que sea sostenible y real”, manifestó Calado. 
 
El programa está coordinado por la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, con el apoyo de la Alta Consejería para el Posconflicto, el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto, la Organización Internacional para las Migraciones y UNICEF. Por otro lado, las organizaciones Aldeas Infantiles SOS, Fundación Plan, Save the Children y el Círculo de Obreros de San Pedro Claver facilitarán la implementación en las regiones, donde gobernaciones y alcaldías también tendrán un papel fundamental.   
 
“Nuestro enfoque de trabajo en el proyecto se centra en acompañar los procesos participativos de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes, sus familias y comunidades, para su transformación hacia una cultura de paz. Creemos en sus capacidades para generar iniciativas que los impulsan a desarrollar todo su potencial”, afirmó Ángela María Rosales, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS.
 
“Como Save the Children Colombia, reconocemos la importancia de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes como protagonistas en la construcción de la paz; así mismo, reconocemos el reto que aún tenemos como sociedad para promover la paz y la reconciliación a nivel nacional y territorial. Por eso, le apostamos a ser parte de esta importante iniciativa para llegar hasta el último niño, niña, adolescente y joven de este país”, dijo María Paula Martínez, directora de Save the Children.
 
24012018PGMiFuturoC.jpg

“El Círculo de Obreros de San Pedro Claver es una organización que opera en Cartagena, reconocida como la Ciudad de los Derechos Humanos. La razón de ser de nuestra organización son los derechos humanos y, por tanto, los derechos delos niños tienen una mayor connotación porque son el futuro nuestro. Buscamos que ellos conozcan sus derechos, así que “Mi Futuro es Hoy” es un programa que seguiremos apoyando”, dijo Jaime de la Cruz, director de Círculo de Obreros de San Pedro Claver.
 
“Fundación Plan está comprometida con que la niñez colombiana no se exponga nuevamente al conflicto y cree firmemente en el empoderamiento de las niñas como agentes activos de construcción de paz. Estamos muy entusiasmados de asumir este reto colectivo de construcción de paz para casi 7.000 niños y niñas, más de 3.700 familias y 36 instituciones educativas de Guaviare, Guainía, Meta, Vaupés, Caquetá y Putumayo. En estos dos últimos departamentos lo haremos con nuestros socios Pastoral Social y War Child, respectivamente”, agregó Alejandro Gamboa, presidente ejecutivo de Plan Internacional.   
 
Durante el año pasado se llevó a cabo la etapa pre-operativa, que incluye la contratación de equipos territoriales, la transferencia metodológica entre los socios, la elaboración de los planes de trabajo, la socialización del proyecto con instituciones nacionales y territoriales, y el análisis de la información sobre el contexto social, cultural y político de las zonas de actuación seleccionadas, entre otros aspectos. Durante este 2018 se lleva a cabo la implementación formal del programa.